Fundamental

BEBE BOURBON AMERICANO

 

Enséñale a un escocés una botella de whisky japonés y se pondrá a temblar. Es una ofensa a su orgullo nacional, por muy bueno que resulte ser. Precisamente por eso el Congreso de Estados Unidos decidió acertadamente en 1964 evitar este tipo de situaciones, al declarar que sólo se podía denominar bourbon al producto que se producía en Estados Unidos. El único país que hubiera podido quejarse era Francia, dado que el nombre se refiere originalmente a la familia real.

El Bourbon es, por supuesto, un whisky, pero no todos los whiskies son bourbon, como afirman los destiladores con orgullo. Aparte de haber tenido que producirse en los EEUU, se debe utilizar al hacerlo al menos un 51% (pero no más del 79%) de masa de maíz fermentada También debe envejecer al menos dos años en barricas nuevas de roble ahumadas. La tradición dice que proviene de Kentucky, donde el agua de la piedra caliza es la que le proporciona el toque distintivo- la misma agua, por cierto, que da fuerza a los huesos de los caballos de carreras de Kentucky. A pesar de que la mayoría del bourbon proceda de Kentucky, es sabido que se destila en otros lugares menos románticos como New Jersey (donde el agua contiene más gánsteres que cal).

Hay algo más que hace del bourbon algo tan especial: un buen año debe degustarse tomándose su tiempo. Olvídese de tomar de un trago- eso lo dejamos para los vaqueros. Un buen bourbon debe ser tratado como un whisky a sorbos. Vierta tres dedos en un vaso. ¡No debe entrar nada más en ese vaso! Ni se le ocurra poner hielo. (Si quiere una bebida fría, búsquela en la nevera.) Tome su bourbon solo y a temperatura ambiente. Esa es la única forma en que obtendrá todo el sabor y el aroma que ha madurado en él. Por decirlo de otro modo, si hubieran querido que lo bebiera con Coca-Cola, habrían puesto la Coca-Cola en el barril.

Beber bourbon correctamente es un placer asegurado, pero lo segundo mejor es la palabra en sí. Admitámoslo. Ir a un bar, mirar al camarero a los ojos, y pedirle un Sex on the Beach o un Pink Ribbon no tiene el mismo efecto ¿verdad?